Profesorado en Filosofía

                 La Filosofía se presenta en la actualidad como un campo de reflexión crítica acerca del conocimiento, la acción humana y el mundo con el que el hombre se relaciona mediante el comportamiento cognoscitivo y práctico.  Tiene como meta una aclaración progresiva y provisional de las condiciones que posibilitan las complejas interconexiones entre el conocimiento, la acción y el mundo.

                 Con ese marco general, la estructura curricular propuesta pretende, por una parte, proporcionar a los futuros docentes una formación actualizada respecto del estado de las disciplinas filosóficas teóricas o prácticas y, por otra, instruir en las metodologías de investigación y enseñanza que posibiliten una satisfactoria transposición didáctica y una adecuada promoción de competencias analíticas, interpretativas y críticas.

                La capacidad de desmontar estructuras conceptuales y poner de manifiesto su entramado y articulaciones ha caracterizado siempre al pensamiento filosófico.  Por ello, se busca un egresado dotado de capacidad analítica.  Asimismo, mediante el desarrollo de la aptitud interpretativa, se procura lograr la competencia para la comprensión y aceptación de estructuras conceptuales que difieren de las propias.  La competencia crítica se vincula a la posibilidad de considerar las pretensiones de validez y aceptarlas o rechazarlas sobre la base de argumentaciones sólidas.  Todas estas competencias deben confluir para la consolidación de la competencia teórica del futuro docente.  Esta será la base que le permitirá asimilar, elaborar, criticar, transmitir y transformar creativamente las diversas posiciones teóricas de la Filosofía.

                 La formación que se procura supone un egresado con actitudes de compromiso activo con la comunidad en la que se desempeñe, de solidaridad y de respeto para con el otro, y de interés en el mejoramiento y promoción de la situación social general mediante el ejercicio responsable de las competencias y conocimientos adquiridos.

En cuanto a lo específico, el plan se estructura en torno de cinco ejes:

•  El Eje Propedéutico introduce al futuro docente de Filosofía en los métodos y procedimientos más generales de razonamiento y fundamentación.

•  El Eje Histórico presenta la evolución del pensamiento filosófico en el tiempo.

•  El eje Sistemático organiza las distintas disciplinas filosóficas que acotan un campo problemático particular.

•  El Eje Instrumental proporciona al alumno las herramientas idiomáticas básicas para la ampliación de su caudal de conocimiento e información mediante el acceso a textos filosóficos en lenguas extranjeras o clásicas.

•  El Eje de la Investigación Filosófica tiene un sesgo procedimental e introduce al estudiante en los métodos del trabajo y la investigación propios de los distintos campos disciplinares.

Consulta tu situación académica